Lesson 1
The Key Elements For Reaching An Advanced Level of English


ADVERTENCIA: Esta unidad trata sobre un tema clave para el éxito de este curso: la actitud que debes tener para conseguir ser un “advanced”. 

Dado a que es crucial que entiendas este mensaje con toda claridad, he decidido hacerlo en español. El resto del curso, no obstante, será solo en inglés.

Para llegar a hablar inglés avanzado debes tener en cuenta dos elementos muy importantes.

El primero es la parte técnica.

Necesitas aprender determinado vocabulario, necesitas escuchar, necesitas hablar, necesitas leer, necesitas escribir y necesitas practicar todas estas habilidades. Todo esto lo haremos conjuntamente a lo largo de este curso; razón por la cual no le dedicaré más tiempo a este aspecto en esta primera lección.

Presta ahora mucha atención sobre lo que voy a decir.

Toda la técnica del mundo, de este curso, o de cualquier otro curso de inglés, no valen de nada, si no tienes el otro elemento clave que te permitirá ser un advanced.

Ese segundo elemento es la parte emocional.

En realidad, la gran mayoría de los cursos de inglés (y, sobre todo, los online) no funcionan porque no tienen en cuenta este aspecto.


Me explico.

Puedes tener el mejor método de inglés del mundo, el mejor profesor del mundo, pero si tú te dices a ti mismo cosas como estas:

  • Es demasiado difícil, nunca lo aprenderé.
  • Es solo para gente que tiene talento, yo no lo tengo.
  • Ya lo he intentado muchas veces y siempre he fracasado ¿por qué iba a tener éxito ahora?

Entonces, será verdad; no podrás progresar y nunca llegarás a ser advanced.

El pensamiento es el primer paso para transformar la realidad en casi cualquier terreno, por eso si piensas de manera negativa, tu entorno será negativo. 

Y, al contrario, si piensas de manera positiva, tu entorno tenderá a ser positivo.

¿Has notado algo? 

No he dicho “tu entorno será positivo”. He dicho, en cambio, “TENDERÁ a ser positivo”.

¿Por qué esta diferencia entre “pensar en negativo” y “pensar en positivo”? 

Porque en la naturaleza es mucho más fácil destruir que crear.

Para destruir, solo necesitas un poco de energía. Para crear, en cambio, no solo necesitas energía, sino también saber dirigir esa energía en la buena dirección. 

Pongo esta idea en el contexto adecuado para que no creas que estoy hablando de algo esotérico.

Cuando estás aprendiendo inglés, la cabeza se comporta como un caballo desbocado.  

Te dices, por ejemplo, la forma correcta de decir:

  • Tengo razón es: I’m right./áim ráit/
  • Pero cuando tienes que hablar con alguien dices: “I have reason.”

Para finalmente dominar “al caballo desbocado”, necesitarás, no solo repetir infinidad de veces “I’m right”  (para hacer la conexión entre la frase en español, “Tengo razón” y “I’m right” en inglés) sino que además DEBERÁS CREER QUE LO PUEDES HACER (esa es la parte emocional del inglés).

Veamos, con este mismo ejemplo, cómo funciona en la práctica el aspecto emocional del aprendizaje.

Supongamos que has repetido 50 veces “I’m right” - “tengo razón”, pero la siguiente vez que tienes que hablar con alguien en inglés dices equivocadamente: “I have reason”. 

¿Qué ocurre entonces?

Que empiezas a mandarte mensajes – a veces claramente, a veces veladamente- de este tipo: 

“Déjalo ya. No vales para esto. No eres capaz de recordar una sencilla frase. ¿Cómo vas a llegar a un nivel avanzado?”

Como en la práctica tu trabajo no está dando los frutos que esperas, cada vez que tengas un traspiés de este tipo, será más probable que busques cualquier excusa para no continuar y dejes el inglés aparcado en el nivel de “apaño”.

 

Las cuatro herramientas que te permitirán controlar el aspecto emocional del aprendizaje del inglés

La única forma de revertir este proceso, es haciendo uso de las herramientas que mencionaré a continuación.

  • 1 - Piensa en positivo
  •  

    Como he dicho antes, si piensas en negativo: soy demasiado mayor, no valgo para esto, no tengo memoria, no tengo paciencia; fracasarás porque tu voluntad no tendrá ningún estímulo para seguir adelante.

    Por tanto, debes, a partir de ahora mismo y a lo largo de todo el curso decirte a ti mismo:

    -Sí valgo para esto.
    -Lo lograré.
    -A cualquier edad se puede aprender.
    -Soy capaz de hacer todo lo que me proponga.

     

  • 2 - Automatiza todas las actividades que realizarás para subir de nivel
  • Ya que en cuanto empezamos a ver muchos obstáculos, nuestro ánimo empieza a decaer, es muy importante funcionar de forma automática.
  • Esto quiere decir que no debes cuestionarte cada día, si vas, o no vas a hacer una unidad del curso; simplemente la harás.

    Para lograrlo es necesario contar con un horario y una disciplina. 

    Antes de empezar las lecciones que vienen a continuación, deberás pensar muy bien en qué momento del día mirarás las lecciones y estudiarás. Y si un día no puedes hacerlo a la misma hora, busca la manera de compensar el tiempo perdido y darle prioridad al inglés.

    Fíjate cómo todas las personas que consiguen sus metas tienen un horario, son disciplinados y constantes. 

    Un atleta, por ejemplo, que quiere correr una maratón, no sale un día a correr a las 5 de la mañana y los dos siguientes se queda durmiendo porque le resulta más cómodo.

    No.  

    Sale a correr todos los días a las 5 de la mañana hasta el día en que corre en la maratón.  

    Puede que en la carrera no quede de los primeros, pero si ha seguido el entrenamiento correcto; seguro que habrá podido completar los 42.195 metros de la maratón, o habrá estado cerca de hacerlo.  De haber salido a correr a veces y sin prestar atención a las reglas de un entrenamiento adecuado, no habría llegado a la meta.

    Igual tú.

    Si estudias inglés cuando te da la gana y el tiempo que te da la gana (un día 5 minutos por ejemplo, y al siguiente nada); es decir, no eres sistemático y disciplinado, seguirás con el mismo nivel de andar por casa toda la vida.

    Para que salgas de ese nivel es necesario que seas como el atleta que se propone llegar a la meta.

    Todos los días deberás intentar mejorar tu inglés, no pensar cada día si es bueno, es malo, te conviene o no; una vez que has decidido que serás un advanced, lo harás y ya está.

    Eso es automatizar el aprendizaje del inglés.

      3 - Prémiate por tus logros grandes o pequeños

      El mayor premio que puede tener un estudiante de inglés es darse cuenta de que ha progresado. Es precisamente esa sensación de progreso la que le invita a continuar estudiando y le sirve para estar motivado.

      Por ello, es importante que determinemos qué vamos a considerar progreso.

      Es un error considerar progreso “el hablar perfectamente inglés”, porque es una meta muy alejada de la realidad.

      Progreso es, en realidad, poder hacer cualquier pequeña, o gran acción, que antes no podías hacer en inglés.

      Pongo ejemplos:

      • Hacer presentaciones (gran logro)
      • Poder presentarse en una reunión correctamente (pequeño logro)
      • Tener una conversación larga con una persona entendiéndolo todo y hablando con fluidez (gran logro)
      • Tener una conversación corta casi entendiéndolo todo (logro medio)
      • Pedir algo por teléfono (pequeño logro)
      • Entender el 20% o 30% de una película (pequeño logro)
      • Entender el 90% de una película (gran logro)
      • Pronunciar bien una palabra que antes decías mal. Ejemplo. La palabra “money” que todo el mundo suele pronunciar como “moni”, cuando en realidad es “mani”. (logro medio)
      • Poder hacer preguntas en inglés (gran logro)
      • Poder decir bien todos los pasados (enorme logro)
      • Poder decir bien un par de verbos en pasado (logro pequeño)
      • Entender un minuto de un vídeo en inglés real (logro medio)

      En este contexto, es importante que te premies por TODOS los logros y no solo los grandes. También los pequeños progresos son importantes, porque servirán para alimentar tus pensamientos positivos y seguir adelante con el inglés.

      Premiarse significa, ante todo, que tengas una sensación de orgullo de que estás haciendo lo correcto y de que eres capaz del alcanzar tus metas.

      Por favor, te pido que des mucha importancia a esto que acabo de decir, porque es una de las partes más importantes, sino la más, para que este curso funcione y puedas llegar a tener un nivel avanzado de inglés.

         

         

        4 - Busca personas, o grupos de personas, que te motiven para continuar aprendiendo inglés
        Si tienes personas de referencia que vengan de un entorno similar, o más duro que el tuyo, y que logren resultados, aumentará tu motivación exponencialmente.

        Por esta razón, mientras estás aprendiendo algo que te cuesta, es muy importante rodearse de este tipo de personas y alejarse de las que tienen el efecto contrario; es decir, personas que no creen en ti, que te dicen que eres demasiado mayor o incapaz de aprender, o que te trasladan sus propias experiencias negativas.

        Las frustraciones y fracasos de otras personas no tienen porqué ser los tuyos.

        Por esta razón, también hemos creado un grupo en Facebook en el que te animo a participar para que entre todos se cree ese ambiente de apoyo y motivación tan necesario para tener éxito en el empeño de aumentar tu nivel de inglés.

        Además de formar parte de este grupo, te animo a buscar en tu entorno o en internet, ejemplos de personas que te den aliento para continuar: amigos, familiares o conocidos que hayan conseguido hablar bien inglés.

         

        Relación de historias inspiradoras

        Más abajo dejo algunos enlaces con historias inspiradoras que no son sobre aprender inglés, pero que te servirán para encontrar fuerzas para seguir intentándolo cuando tus fuerzas flaqueen. Además, las que están inglés te forzarán a escuchar inglés.

         

        Para resumir:

        El aspecto emocional del aprendizaje del inglés es tanto, o más importante, que el aspecto técnico.

        Puedes contar con los mejores recursos del mundo para aprender, pero si tus emociones no están alineadas con tu voluntad, no podrás conseguir el objetivo de ser un advanced.

        Para dominar tus emociones y, por consiguiente, tu voluntad, deberás:

          Pensar en positivo: quiero y por tanto puedo y lo haré.

         

        Automatizar el aprendizaje: trabajo todos los días en el inglés AL MENOS UNA HORA.

        Premiarte cada vez que tengas algún progreso, por pequeño que sea. El premio será una sensación de orgullo sano, o el premio que tú quieras: una cerveza, un descanso, una conversación con amigos.
        Buscar y rodearte de personas que contribuyan a mantener alta tu motivación.  Esto también significa que huirás y harás oídos sordos de todos aquellos que te hagan comentarios negativos respecto a tu decisión de aprender inglés.

         

        ¿Qué sucede si no tienes tiempo para aprender inglés? 

        Si tu problema es que no tienes tiempo para aprender inglés entonces quiere decir que el inglés no es una prioridad en tu vida, y si no es una prioridad en tu vida no progresarás.

        Yo llevo mucho tiempo diciendo que quiero aprender “Photoshop”, pero nunca aprendo. He comprado un curso online, e incluso una diseñadora me ha estado enseñando por Skype.

        ¿He aprendido mucho?

        En realidad, casi nada.

        ¿Por qué?

        Porque no es una prioridad en mi vida; siempre tengo algo más importante que hacer y nunca encuentro el tiempo para hacer deberes. ¿Resultado? No practico nada y cada vez que tengo que hacer algo en Photoshop es como si fuera un “absolute beginner” nuevamente.

        ¿Te suena esto respecto a tu propio proceso de aprendizaje del inglés?

        Sí es así, más vale que te aclares.

        Es muy diferente decir: “Me gustaría aprender inglés”, que decir “TENGO que aprender inglés.”

        “Me gustaría” es solo un deseo no concreto: algún día, cuando tenga tiempo, cuando me venga bien.

        “TENGO que aprender inglés”, es una llamada de acción, se busca el tiempo para aprenderlo y no se duda, simplemente se hace.

        Estas diferentes actitudes las he visto en mis alumnos durante los muchos años que llevo dando clases.

        Tengo alumnos que son gente realmente ocupada.  Y, sin embargo, no se suelen quejar de la falta de tiempo ni utilizarlo como excusa para cancelar, o dejar las clases definitivamente.

        Fijan las clases a las 7 de la mañana, o a cualquiera otra hora del día en que tienen un hueco sin excusas; las dan desde hoteles cuando viajan incluso con diferencias horarias de 8 o más horas respecto a España; recuperan clases perdidas si es posible; y dejan otras actividades que les gustaría hacer para dar prioridad al inglés.

        Otros, empiezan con las excusas: “Esta semana tengo un problema en el trabajo y no podré dar la clase”; “no la puedo recuperar porque estoy de viaje”. La siguiente clase tienen un problema con algún familiar y así hasta el infinito.

        ¿Resultado de esta actitud?

        No progresan.

        La gran paradoja es que suelen ser los alumnos más ocupados los que suelen dedicarle más tiempo al inglés y cumplir con sus metas.

        Por tanto, si de verdad tienes que aprender inglés, encontrarás el tiempo necesario para hacerlo.

        Si es solo un deseo, entonces, no habrá manera de que progreses.

        Como ves, el progresar depende mucho más de ti, que de un determinado curso, recurso o profesor.

        Cuando realmente quieres conseguir algo buscas los recursos, los cursos, los profesores y el tiempo.  Y no hay excusas.

         

        ******

        Nota para aquellos que creen que la psicología no tiene ninguna importancia en sus vidas, ni menos a la hora de aprender inglés

        Déjame decirte que si así piensas te equivocas garrafalmente. 

        En realidad, la psicología lo es todo a la hora de fijarse metas y alcanzarlas.  

        Una buena actitud marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. Así que si habías decidido no leer este mensaje por considerarlo superfluo, te pido que no lo hagas ya que te habrás saltado una de las partes más importantes de este curso.

        This lesson is Pending
        Mark this lesson as done